Reseña Días de Ira: Budapest 1956

¿QUÉ? En 1956, cientos de estudiantes húngaros se levantaron contra el gobierno comunista, provocando la revolución del 23 de Octubre. Esas fechas se conocen como los ‘días de la Ira’, nombre que da título a este juego que acaba de publicar Ludonova en español.

Días de Ira: Budapest 1956 se basa en hechos reales y puedes jugarlo en modo cooperativo y modo competitivo.  Los rebeldes deberán enfrentarse las trampas que el jugador soviético le ponga y resistir hasta que pasen los 7 días (o rondas) que dura la partida. ¿Preparado para viajar a través de la historia?

* Si quieres saber más sobre el conflicto en budapest, te recomiendo este post de LevMishkin.

¿CÓMO? Días de ira se juega en 7 rondas, que representan la última semana de octubre de 1956. En esta apartado os comentaré por encima como funciona el modo competitivo, para que os hagáis una idea del juego. El modo cooperativo es muy parecido pero con menos cosas.

En el modo competitivo, un jugador representará al gobierno comunista y de uno a tres jugadores representarán a los estudiantes. Al principio de cada turno, el jugador que lleve a los soviéticos, jugará cartas recopilando puntos de acción y desencadenando efectos, que a veces ayudarán y otras perjudicarán al jugador o jugadores que lleve a los estudiantes revolucionarios.

La mecánica es similar a otros card driven game cuyo máximo exponente es y será el Twilight Struggle, y según el tipo de carta que saques (soviética o revolucionaria), podrás jugar el evento de la carta o los puntos de acción. Eso sí, que nadie se lleve a error, el juego no tiene nada que ver con un TS.

Los puntos de acción pueden ser utilizados para comprar cartas de eventos que se sitúan en las diferentes localizaciones del tablero. Si el jugador soviético lo hace, deberá ejecutar el evento de dicha carta. Los puntos de acción también te permiten movilizar a los tanques soviéticos.

Por su parte, los rebeldes cuentan con puntos de acción que pueden gastar para resolver un evento, activar un milicia, destruir un tanque, utilizar una carta o una habilidad de un miliciano, repartir cartas a otro jugadores o conseguir nuevas cartas.

Los rebeldes deberán de mantener sus posiciones, expandirse por Budapest, actuar como un equipo y vigilar su moral y su mazo de cartas. Si alguno recibe demasiadas heridas o no consiguen resolver los suficientes eventos, la revolución estará condenada al fracaso.

La tercera fase de una ronda, es para la Autoridad de Protección del Estado, la policía secreta húngara. El jugador soviético pondrá en juego a sus francotiradores y milicia.

La partida acaba al final del séptimo día, a no ser que uno de los jugadores revolucionarios tenga 4 o 5 heridas o el track de moral alcance la última casilla. Si se da este caso, el jugador soviético gana la partida.

Sino se da este caso, y al final del séptimo turno hay 4 o menos eventos sobre el tablero, los revolucionarios ganan. Si hay más de 4 eventos, el ganador será el jugador soviético.

¿POR QUÉ? Me gustaría empezar la valoración de Días de ira, felicitando a Ludonova. La editorial española se ha consolidado en el último año como una de las editoriales más prolíficas y sólidas en cuánto a la cantidad y calidad de sus juegos y eso es un gran noticia para todos los jugones españoles.

Dicho esto… al lío, ¿qué me parece Días de Ira? El juego tiene 7 cosas muy buenas y una mala. Empecemos por lo bueno:

1.- Estupenda producción. Los materiales, el arte, son de muy buena calidad.
2.- El precio para los que apoyamos la campaña de mecenazgo es mejor que competitivo. Habrá que ver el precio final para tiendas.
3.- Las reglas del juego. Claras, bien organizadas y sobre todo con anotaciones históricas para entender el conflicto que son un gustazo de leer.
4.- Dos modalidades de juego (cooperativo y competitivo), lo que garantiza rejugabilidad y dinamismo a las partidas.
5.- Sensaciones y mecánicas muy diferentes, tanto si llevas a los comunistas como si llevas a los revolucionarios. La del ruso utiliza el motor de cartas y la de los revolucionarios es muy similar a la del Pandemic, por poneros un ejemplo conocido.
5.- El tema. El juego aborda un conflicto que no se había tratado directamente en un juego y es bastante inmersivo. Antes de probar el juego, mis nociones sobre el conflicto dejaban mucho que desear. Ahora no soy ningún experto pero algo nuevo sé.
6.- Interacción constante, sobre todo en el modo competitivo. Esto ya es más subjetivo. Yo sin duda prefiero los juegos que ofrecen interacción real entre los jugadores.
7.- Un modo solitario apañado. El juego escala bien a cualquier número de jugadores, aunque me quedo con el modo competitivo entre dos jugadores.

Cómo veis, pocos puntos flacos se le pueden achacar al juego. Días de ira es un juego con mecánicas sólidas, buen tema, bien producido, que funciona bien, pero…. y ahora me siento cómo cuando me dejó mi primera novia: “Eres un tío cojonudo, pero te prefiero como amigo…”.

Al jimage-23uego le falta algo, o más que faltarle algo, diría que no destaca por nada en especial. Haciendo un símil futbolero, Días de Ira me recuerda mucho a Raúl González Blanco, un 7 en todo, un 10 en nada.

Como goleador me quedo con Ronaldo el bueno, como pasador me quedo con Redondo, como regateador me quedo con Zidane. Como card driven game me quedo con TS, 1989, Labyrinth, Wir Sind Das Volk…, como juego cooperativo me quedo con Rescate, Freedom, Pandemic….

Días de Ira es un buen juego, no cabe duda de ello, pero engancha menos que una relación duradera con 15 años. Estoy seguro que a muchos de vosotros os va a encantar y hay razones para que así sea.  No es mi caso, y es que como habéis podido intuir…. nunca fui raulista.

¿QUIÉN? Te gustará si te gustan los juegos temáticos y sobre temas históricos.
No te gustará si comparas tus juegos con los mejores del mismo perfil.

Puntuación: 7/10
Dificultad: 2.8/5
Diseño: 8.5/10
Diseñador: Katalin Nimmerfroh, Dávid Turczi, Mihály Vincze
IlustradorSami Laakso, Kwanchai Moriya, Katalin Nimmerfroh
Edita: Ludonova
Año de publicación: 2016
Número de jugadores: De 1 a 4 jugadores
Duración: 60-90 min  aprox
Precio: 44.95 euros aprox
Banda sonora recomendada: El mato a un policía motorizado – ‘Más o menos bien’

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Reseña Días de Ira: Budapest 1956

  1. Pingback: El dominical. Lo mejor de la semana del 26 de febrero al 4 de marzo. – Instituto de Estudios Solarísticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s