Reseña Heir to the Pharaon

¿QUÉ? El faraón lo tiene claro. Su sucesor no será los zotes de sus hijos, sino su perro o su gato. En Heir to the Pharaon, dos jugadores compiten por ganarse el favor de los dioses y convertirse así en digno sucesor del gran faraón. ¿Preparado para dejar las calle por el trono?

¿CÓMO? Heir to the pharaon se juega en 8 rondas. En cada ronda y de manera simultánea, los jugadores seleccionarán una de las cartas de su mano y pujarán por los 7 dioses. Después de la puja, se aplicarán los efectos de los dioses uno por uno y en orden numérico. Evidentemente, los efectos de cada carta de dios los aplicará el jugador que haya ganado la puja de dicha carta.

Los efectos de las cartas son los siguientes:

1.- Diosa Sesshat: Esta carta te permite colocar las losetas de monumento en el tablero, en la dirección que quieras.

2.- Dioses Geb and Nut: Estos dioses te permiten cambiar el color de la loseta de monumento y la dirección de la misma. Esta directamente relacionada con la carta 1. Al final de la partida se obtendrán puntos con los monumentos que haya sobre el tablero.

3.- Dios Ptah: Reclama la carta de monumento. Hay 3 tipos de monumentos y puntúan en función de la cantidad. Es decir, la primera vez que coja un obelisco puntúa 1 punto, la segunda 3, la tercera 5…

4.- Dios Ra: te permite colocar un disco en uno de los soles del tablero. Al final de la partida esto te otorgará tantos puntos, como discos seguidos tengas.

5.- Diosa Wadget: te permite robar una carta de animal. Estas cartas te dan ventajas en las pujas.

6.- El Faraón: cuando salga esta carta, los dos jugadores deberán guardar una carta de puja de manera secreta. Esto se hace dos veces, en dos turnos vaya. Al final de los turnos pares, se dará la vuelta y el jugador con cartas más altas se llevará puntos de victoria, además de colocar un nuevo piso de pirámide.

El jugador que haya colocado más pisos en la pirámide, obtendrá 7 puntos al final de la partida.

7.- Dios Thoth: El dios Thoth se otorga de manera automática, al jugador que haya ganado menos dioses en la ronda. Su poder es poder elegir que monumento saldrá a mesa el próximo turno.

Una vez se ha pujado por los 7 dioses, los jugadores intercambian las cartas jugadas y comienza un nuevo turno. AL final de la 8 ronda, se activa el final de la partida y se procede a puntuar:

– Por cada carta de animal que no hayas utilizado, obtienes un punto.
– Ambos jugadores puntúan su mayor cadena de tokens en el track del sol.
– El jugador que haya colocado más plataformas en la pirámide, recibe 7 puntos.
– Por cada monumento que domines, puntúa tantos puntos como a monumentos apunte.

El jugador con más puntos de victoria, gana la partida.

¿POR QUÉ? No sé porqué sigo comprando juegos para dos, si mi mujer pasa de mí casi siempre. Supongo que no pierdo la esperanza de que un día un juego le guste tanto, tanto, tanto que sienta la llamada de la luz lúdica y se convierta en una de sus apóstoles.

Y de dioses va la cosa en Heir to the Pharaon. Dioses por los que pujaremos para ganarnos su favor y poder realizar la acción que necesitamos.

Lo más llamativo del juego es su sistema de subastas. En cada turno, pujaremos con cartas para hacernos con el favor de los respectivos dioses. Cuando acabe el turno, le daremos las cartas jugadas al rival: sencillamente genial. De esta manera, estás obligado a calcular muy bien cada turno las cartas que estás dispuesta a jugar, teniendo en cuenta que un turno glorioso, se puede volver en tu contra en el turno siguiente. Ese equilibrio le da todo el sentido al juego.

Otro detalle estupendo del juego, es las muchísimas posibilidades que ofrece para obtener puntos de victoria. En total hay 7 dioses y cada uno de ellos te otorga puntos o ventajas para conseguir puntos. Lo suyo es intentar ir a por algunos de esos dioses y no a todo. Lo que si no puedes dejar de lado, son los monumentos y su colocación en el tablero.

El juego, eso sí, es un poco Frankestein. Set collection, control de áreas, colocación de losetas, el juego no está muy interconectado de una manera lógica, aunque después de 3 turnos, empezarás a verle sentido a todo y encajar todas las piezas.

Los componentes están muy logrados y puede que esta sea la causa de un elevado precio (50 euros aprox) Estoy convencido que Heir to The Pharaon hubiera tenido mucho más recorrido con un precio más competitivo. Las reglas no son las mejores del mundo eso sí.

Como fanboy de los juegos para dos, Heir to the Pharaon me parece un juego bastante original. Si te gustan los juegos de subastas con una estupenda mecánica, varias opciones para ganar la partida, y la sensación de estar ante algo un poco diferente, te recomiendo que le des un tiento… a pesar de su precio.

¿QUIÉN? Te gustará si te gustan los juegos de subastas. La particularidad de Heir to the Pharaon es que funciona de maravilla con dos jugadores, cosa no tan común con esta mecánica.

Puntuación: 7.8/10
Dificultad: 2.4/5
Diseño: 7.8/10
Diseñador: Alf Seegert
Ilustrador: Brian Khorman
Edita: Eagle Gryphon Games
Año de publicación: 2016
Número de jugadores: Dos jugadores
Duración: 45 min aprox
Precio: 50 euros aprox
Banda sonora recomendada: 2Pac – Only god can judge me

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s