Reseña Intrigue

¿QUÉ? En Intrigue somos notables buscando enriquecernos mediante el envío de consejeros a los castillos de nuestros rivales. Chantajes, arreglos, tratos, sobornos, todo vale para conseguir el objetivo y acaparar la mayor suma de dinero al final de la partida. Bienvenidos a un juego no apto para gente sensible, bienvenidos a Intrigue.

¿CÓMO? Antes de empezar cada jugador recibe su tablero de palacio, 8 consejeros (dos de cada tipo) y 32.000 ducados en billetes. El turno de juego consiste en las siguientes tras acciones desarrolladas en orden.

1. Recaudar ganancias: cada uno de los consejeros colocados en el palacio de otro jugador recibirá un salario igual al valor del palacio en que se encuentre.

2. Asignar trabajos. Durante el transcurso de la partida, los demás jugadores enviarán a sus consejeros a tu palacio (acción tercera) con la esperanza de que les des trabajo. Puede darse el caso que en tu castillo tengas consejeros de distintos jugadores con diferentes

Cada uno de los 4 edificios de cada palacio puede emplear solamente a un consejero. Si tienes tantos consejeros vacantes en tu palacio como aspirantes en tu parque, y todos los aspirantes son de diferentes profesiones, entonces debes asignar a cada aspirante en cada uno de los diferentes trabajos.

Para ayudar a los consejeros a obtener trabajos mejor pagados, los jugadores te comprarán y sobornarán. Empezando por el jugador a tu izquierda que tenga un consejero en tu palacio, pides tu soborno. Una vez hayas recibido los sobornos de todos los aspirantes de tu palacio, los asignas como te venga en gana.

Puede darse el caso que haya dos consejero de la misma profesión que quieran trabajar en el mismo castillo. Esto es un conflicto externo. En este caso, se hacen sobornos, el dueño del palacio recibe las cantidades acordadas y coloca uno de ellos en el palacio, eliminando del juego al segundo consejero.

También puede darse un conflicto interno. En este caso, una posición del castillo está previamente ocupada por una de las profesiones de otro jugador y uno o más consejeros buscan el mismo trabajo. En este caso, primero el jugador cuyo consejero ya estaba ahí hace un soborno para proteger su posición. Después, en orden, los demás jugadores que tienen parientes en conflicto pagan sus sobornos. El dueño de palacio decide y procede en consecuencia.

3. Buscar empleo: Tienes que mandar a dos de tus parientes a buscar empleo en dos castillos diferentes. Pueden ser de la misma o diferente profesión.

El juego acaba después de la quinta ronda. Los jugadores recaudan los sueldos una última vez y el jugador con más dinero será el ganador.

¿POR QUÉ? En la historia de la humanidad ha habido muchos traidores. Judas vendió a Jesús de Nazaret y a los apóstoles por 30 monedas de plata. Luis Figo dejó el Barça por algunas monedas más. Napoleón nos clavó un puñal por la espalda, después de conquistar suelo portugués… Ratas y traidores ha habido y los habrá siempre. Y este juego va de eso, de ser una rata de cloaca.

No hay otra definición para este juego, ya que las mecánicas sólo tienen un propósito: provocar maldad. La cosa es sencilla, en mi turno puedo colocar dos de mis consejeros en uno de los 4 espacios del castillo de mis rivales. Cada espacio te proporciona unos ingresos y aquí empieza el conflicto. Lo lógico es intentar meter tus consejeros en los espacios que más pasta te da, pero claro el resto de jugadores piensan igual que tú y también van a pelear por los espacios golosos.

Esto se resuelve ofreciendo pasta al dueño del castillo. Pasta o acuerdos de cualquier tipo: “si me dejas el espacio de 10.000 dólares, te dejo mi espacio de 10.000”. “Te prometo que te doy prioridad en los siguientes 3 turnos” o “te dejo mi playstation 4 durante un mes”. Lo mejor de todo es que los acuerdos no son vinculantes, lo que da lugar a traiciones épicas. Todo vale en Intrigue y aquí está la grandeza de éste pequeño juego. Es un juego puro de negociación y el que mejor coma orejas se llevará el gato al agua.

Stefan Dorra es un diseñador con mayúsculas y entre sus títulos se encuentran juegos de la talla de Kreta, Land Unter, Se Vende o Medina. Intrigue es uno más de su mejor cosecha, juego de negociación que me recuerda mucho a Lifeboats, un juego de negociación pura donde todo se vota y que desde el minuto 1 da pie a cuchilladas, zancadillas y traiciones varias.

Los juegos de negociación captan la esencia pura del entretenimiento alrededor de un juego de mesa y lo que lo diferencia de un videojuego: la interacción. Intrigue es uno de sus mejores exponentes, así que si te va el mambo y buscas risas, llantos, es decir sentimientos encontrados, has venido al lugar perfecto.

¿QUIÉN? Te encantará si tienes un póster de Frank Underwood en tu cuarto. Lo odiarás si sufres cuando alguien pisa una hormiga.

Puntuación: 8/10
Dificultad: 1.5/5
Diseño: 7/10
Diseñador: Stefan Dorra
Edita: Gigamic
Año de publicación: 1994
Número de jugadores: De 3 a 5 jugadores
Duración: 45 min aprox
Precio: 25 euros aprox
Banda sonora recomendada: Radical – Traidores

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Reseña Intrigue

  1. Pingback: Gaceto partidas Marzo 2019 – La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.