Reseña: Stars Wars: Rebellion

¿QUÉ? Tengo un pijama a rayas, prefiero leer un cómic de Guy Deslile o Joe Sacco antes que uno de Star Wars, y me quedo con un calipo lima  antes que una espada láser. Lo siento amigos, no soy fan de Star Wars, aunque las películas me gusten mucho.


Este dato no tiene porque importante ni un poquito, pero me parecía bueno compartirlo para que sepáis que afronto este post sin condicionamiento alguno del lado oscuro, simplemente como un juego más. Así que al lío. Eso sí, la reseña es con sólo una partida, así que disculpadme de entrada si me dejo alguna cosa. He querido reseñarlo por la gran expectación que está teniendo el juego.

Lo primero que llama la atención del juego es lo impresionante que es. Se te queda una cara like this:
giphy

 

 

 
Dos mapas, 150 miniaturas, cartas de objetivo, 25 líderes…. el despliegue es absolutamente brutal y ya os aviso que vais a necesitar un mesa grande para que quepa todo. Un diez en este aspecto y sino comprobarlo vosotros mismos.

Si no sabes nada del juego contarte que Star Wars: Rebellion permite a los jugadores reproducir el conflicto entre el Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde. Podrás asumir el control del Imperio y desplegar tu poder militar para localizar y arrasar la base rebelde, o iniciar una rebelión a gran escala basada en tácticas de guerrilla y operaciones de sabotaje.

¿CÓMO? El objetivo del juego es destruir la base rebelde para el jugador o jugadores que controlen el Imperio Galáctico, e ir cumpliendo distintos objetivos que acerquen el marcador de objetivos con el marcador de turno para el jugador rebelde. 

Al principio de la partida, los jugadores rebeldes eligen secretamente donde estará su base secreta. Como he comentado antes, el Imperio tiene que encontrar esa base y destruirla en menos de 14 turnos, pero los rebeldes pueden reducir el número de turnos cuando vayan cumpliendo una serie de objetivos. El Imperio empieza con 5 planetas controlados y los rebeldes con dos.

Cada jugador empieza con 4 líderes y con un número de cartas de misión (no confundir con las cartas objetivo). Los líderes te permiten mover unidades, completar misiones, mejorar cartas tácticas en un combate u oponerse en una misión enemiga.

El turno empieza con la fase de asignación. Los dos jugadores colocan sus misiones boca abajo con uno o dos de sus líderes encima de las misiones. Para poder realizar las misiones deberás comprobar que el líder que las ejecuta tiene las habilidades demandadas. También puedes, no utilizar a todos tus líderes en las misiones y utilizarlos para mover unidades o presentar batalla a las misiones de tu enemigo.

A continuación empieza la fase de comando. Empezando por el jugador rebelde, podrás intentar realizar una misión, o colocar un líder en el tablero para mover unidades. Importante saber que para mover unidades terrestres, deberás tener naves que te permitan alojar a dichas unidades.

Si al realizar un movimiento hay tropas de dos los bandos se produce un combate. Primero se resuelve la lucha con naves y después con tropas terrestres. Según el líder que hayas utilizado podrás sacar cartas tácticas que te ayudarán en el combate.

Para resolver se tiran los datos que indica la tabla de tropas. En función de las naves o tropas que intervengan se tirarán más o menos dados de color rojo o negro. Por ejemplo un stormtrooper podrás tirar un dado negro y un AT-AT podrás tirar uno negro y dos rojos. Se anotan los daños y se retiran las naves destruidas.

Las misiones por su parte se resuelven, revelándolas y eligiendo donde la quieres llevar a cabo. Si tu oponente tiene un líder que no haya utilizado para sus propias misiones, podrá oponerse a tu misión siempre y cuando su líder tenga los símbolos requeridos por la misión. Para resolver quien se lleva al gato al agua se tiran los dados, ganando el que obtenga más impactos. Así de simple.

Las misiones son muy diferentes. Puedes capturar líderes rivales, hacer leal a tu causa a un planeta, escoger cartas de producción, construir la Estrella de muerte…. hay muchas así que no os preocupéis por la rejugabilidad.

Cada vez que el Imperio se mueve hacía otro planeta, el jugador rebelde deberá decirle si su base secreta se esconde ahí.

La última fase de turno es la Fase de refresco (no sé si lo he traducido bien, en inglés es Refresh phase). Cada jugador cogerá dos misiones nuevas y el jugador imperial cogerá dos cartas de planetas, que le permitirán saber dos planetas nuevos donde no está el rebelde. EL jugador rebelde por su parte cogerá nuevas cartas de objetivos.

Dependiendo del turno en juego, se podrá reclutar nuevas tropas, aunque las tropas más golosas pueden tardar más turnos en salir al tablero. Todo depende en el planeta donde las hayas producido.

Y a grandes rasgos, lo he explicado casi todo. Vamos con la opinión.

¿POR QUÉ? Llegar a jugar Star Wars: Rebellion y verlo puesto sobre el tablero, produce la misma sensación que tu primera cita. Nervios, emoción, y muchas ganas de echarle el guante a la presa. Es realmente bonito. Esto es importante porque con sólo mirarlo ya estás inmerso en el mundo Star Wars.

Y de eso precisamente trata este juego, de la inmersión en un mundo fascinante.

Star Wars: Rebellion es un juego asimétrico para 2 o 4 jugadores. Sólo lo he probado a dos jugadores, a 4 se juega por equipos. Aunque seguro que funciona bien a 4, yo lo veo un juego para dos jugadores.

Las mecánicas del juego son de gestión de cartas, tirada de dados y movimiento por áreas, si bien lo que le da al juego de un dinamismo especial es el faroleo de toda la vida. Me explico. El jugador rebelde basa toda su estrategia en no ser descubierto y ahí el juego adquiere toda su dimensión estratégica.

¿Elijo un planeta que produzca recursos o mejor uno que no los produzca para que sea más menos tentados para el Imperio? ¿Me alejo lo más posible de mi rival o me camuflo cerca para despistarle? Esto es importantísimo porque el Imperio tiene que encontrarte para ganar la partida.

Sobre el flujo del juego deciros que no es difícil, pasados unos turnos ya entenderás todo el devenir del juego, si bien necesitarás de varias partidas para conocer todas las misiones y objetivos y entender todo lo que el juego ofrece. Rejugabilidad asegurada.

Otro aspecto que me ha gustado mucho del juego, es que es muy temático. Tiene muchos detalles que harán las delicias de los fans de la saga. Aunque aquí no me quiero explayar para que lo vayáis descubriendo vosotros mismos.

Los combates se resuelven de una manera simple. Personalmente lo prefiero, para que no ralentice el ritmo de juego. Es un juego largo que se puede ir a las 3 horas, aunque también se puede acabar más pronto si se dan las circunstancias. Imagino que con más partidas todo irá más rápido.

Sobre qué bando puede ser mejor o peor. Con una partida imposible saberlo, aunque me imagino que está equilibrado. Yo puedo contaros que jugué con el Imperio y que en los primeros turnos pensé que iba a arrasar y acabe aplastado.

Como único punto flaco del juego, la cantidad de dados disponibles. Cada jugador debería tener los suyos. Con lo que cuesta debería haber suficientes para los dos. El otro punto débil es que necesitas una mesa muy grande. Como ves poca cosa.

Star Wars: Rebellion es un juego demasiado bonito, con unas miniaturas espectaculares, con un tema muy conseguido, con muchas decisiones estratégicas que tomar, muy inmersivo y sobre todo muy divertido. Yo no soy fan y me ha encantado. Muy recomendable.

Desde aquí mi agradecimiento a Juan Luis (@JuliusLFairfax en twitter), una de las personas que más sabe de juegos de mesa en España, por sus siempre buenas explicaciones. Un auténtico privilegio compartir mesa contigo.

¿QUIÉN?  Juego imprescindible para todos aquellos que consideren que Han Solo es la reencarnación de Jesucristo y para amantes de los juegos temáticos. No lo veo para gente que le gusta Star Wars pero que no tiene experiencia con los juegos de mesa.

Puntuación: 8/10
Dificultad: 2/5
Diseño: 10/10
Diseñador: Corey Konieczka
Ilustrador: N/A
Edita: Edge
Año de publicación: 2016
Número de jugadores: de 2 a 4 jugadores
Duración: 150 minutos aprox.
Precio: 99,95 euros aprox.
Banda sonora recomendada:  El despertar de la fuerza – John Williams

El juego estará disponible en español en junio y podrás comprarlo en:
logocuartodejuegos

 

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Reseña: Stars Wars: Rebellion

  1. Pingback: Gaceto partidas: Mayo 2016 | La Gaceta de los Tableros

  2. Pingback: Entrevista a Jason Matthews, el hombre que diseñó el mejor juego de la historia – La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s