Reseña: Papa Paolo

¿QUÉ? Bienvenidos a la caótica y bonita ciudad de Nápoles, cuna de uno de los platos más populares del mundo: la pizza. En Papa Paolo, de 2 a 4 jugadores compiten por llevar más pizzas a los hambrientos napolitanos. Para lograrlo, deberás invertir bien tus ahorros, afinar en las subastas y crear tu red de locales para intentar llegar al mayor número de clientes.
Pizza someone?

¿CÓMO? Papa Paolo es un juego de 2 a 4 jugadores, con una duración entre 30 y 75 minutos. Durante el transcurso de 5 rondas de juego, los jugadores deberán de planear sus acciones , eligiendo en que pizzerías invertir, hacer envíos express, conseguir patrocinadores mediante el banco o decidir expandir su distrito, todo ello para competir contra el resto de jugadores en la  tarea de alimentar a los hambrientos clientes de Nápoles, hambrientos de pizza.

 ¿Qué se hace en cada ronda? Cada ronda consta de 7 fases. En la primera, colocaremos nuestros repartidores en las losetas de ciudad, y bien podremos coger la loseta en cuestión y expandir así tu territorio, o escogeremos una de las acciones disponibles. Las acciones son: buscar patrocinador (conseguir dinero), comprar pizzas, envío express, construir una pizzería. Estas 4 acciones tienen un track en el tablero, y dependiendo de donde llegues con ellos, al final de la partida obtendrás más o menos puntos.


En la segunda fase del turno, recaudaremos dinero en función de donde hayamos colocado nuestros repartidores. En la tercera y cuarta, se produce la subasta, donde pujaremos por las losetas de repartidores que nos permitirán repartir nuestras pizzas por nuestro barrio y además nos permitirá coger una loseta de acción en función de nuestra posición en la subasta.En la quinta fase, repartiremos nuestras pizzas en nuestro barrio, en la sexta fase recibiremos bonus por cada entrega completa que hayamos hecho en una loseta y la séptima y última fase consiste en preparar la siguiente ronda.El juego termina al final de la quinta ronda. Los jugadores recibirán 1 punto por cada pizza que hayan repartido. También recibirán puntos por el track de acciones, y perderán puntos por cada pizza que no hayan conseguido entregar. El jugador con más puntos de victoria será el ganador.

¿POR QUÉ? Los puristas de la buena pizza (entre los que me incluyo) dicen que la masa tiene que ser muy fina, el tomate y los condimentos todos naturales, y no existen esos inventos norteamericanos de echarle salsa barbacoa o alguna atrocidad peor que se ve en anuncios de la tele. Pues bien, si Papa Paolo fuera una pizza, no sería de Nápoles, sería más bien una de Casa Taradella.

Papa Paolo utiliza distintos ingredientes o mecánicas, como el control de a´reas, colocación de trabajadores, subastas, colocación de losetas, o pick and deliver. Una pizza suprema con muchos ingredientes. El problema de tanto ingrediente es que no se puede saborear bien cada mecánica y al final queda una pizza con un sabor monocorde y falto de matices.

Quizá la única mecánica con verdadero sabor, es la de subastas, si bien en las dos partidas que he echado, no ha sido hasta el último turno, donde verdaderamente ha habido pelea por colocarse en un sitio u otro de la puja.

Ese es el principal problema que le veo a éste juego: la falta de tensión. Tanto en la colocación de trabajadores, como en la elección de acciones, incluso en la subasta o repartiendo las pizzas, no existe casi tensión. Sino me vale una acción porque me la han robado, cojo otra y ya está. Da la sensación que por mucho que intentes optimizar una estrategia, siempre vas a tener el mismo puñado de puntos y que todo se va a decidir de forma un poco aleatoria.

Sobre la edición, deciros que todo es bonito en el juego, aunque a veces es difícil distinguir algún apartado del tablero, especialmente las losetas de ciudad.

Papa Paolo es un juego correcto, que funciona. pero al que le falta el toque de autor, ese ingrediente que lo diferencie de otros juegos y le dé un sabor auténtico y original. Al final se queda en una pizza industrial algo tuneada, al que si bien no molesta hincarle el diente, ni emociona, ni sorprende.

¿QUIÉN? Te gustará si nunca has probado la pizza napolitana y piensas que Casa Tarradellas es uno de los mayores prodigios de la gastronomía congelada. No te gustará si sabes distinguir entre un tomate de bote y un tomate hecho en casa o entre una mozzarella del mercadona y una de búfala.

Puntuación: 6.3/10
Dificultad: 2.5/5
Diseño: 6.8/10
Diseñador: Fabrice Vandenbogaerde
Ilustrador: David Cochard
Edita: Quined Games
Año de publicación: 2016
Número de jugadores: De 2 a 4  jugadores
Duración: 60 minutos aprox
Precio: 40 euros aprox
Banda sonora recomendada: Daniele Benati – ‘Pizza Napoli’

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s