Reseña Stellium

¿QUÉ? ¿Quieres convertirte en el Gran Arquitecto del Universo? Crea las alineaciones adecuadas de cuerpos astrales en el universo y, al mismo tiempo, trata de destruir los intentos de tus oponentes. Sólo así podrás vencer la partida.

¿CÓMO? Empecemos por el set up. El tablero lo forman seis galaxias, agujeros negros en cada intersección entre galaxias. En cada galaxia se coloca un tipo de canica (4 en total). Es decir se coloca un planeta, un cometa, una estrella y una supernova. Cada jugador recibe una ficha de juego y 4 fichas de influencia. Por último se barajan las cartas de objetivo (el número depende del número de jugadores).

El turno es muy sencillo. Primero se extrae un astro (canica). Cada canica tiene una superficie ligeramente diferente por lo que está permitido toquetear sin mirar durante 5 segundos antes de sacar un astro.

Lo segundo será colocar el astro (canica) en el universo. En este momento se puede gastar una de las fichas de influencia para cambiar el color y por tanto el efecto del astro.

Una vez colocado el astro, se puede validar un objetivo si lo cumples. Si esto ocurre, deberás devolver a la bolsa todas las canicas que forman parte del objetivo menos una.

Por último se cogerá una nueva carta de objetivo sino tienes ya tres en la mano.

El meollo del juego es que cada astro (canicas) produce un efecto diferente:

Los planetas (canica verde): producen permutaciones, haciendo que otro planeta intercambie su posición con un astro que esté adyacente a él. El planeta colocado que utiliza esta influencia no se puede permutar.
Los cometas (canica azul): producen colisiones, empujando cualquier astro ocupando su lugar. De este modo, se pueden empujar varios astros adyacentes, en línea, hasta ocupar un emplazamiento vacío.
Las estrellas (canica amarilla): te permiten girar una galaxia en la que se coloca la canica.
La supernova (canica rosa): activa cualquier agujero negro, que atrae un astro adyacente a él.

En una partida a 4 jugadores la partida acaba cuando un jugador alcanza 20 puntos. Se suma un punto por cada ficha de influencia no utilizada. Además se gana un punto por cada color diferente entre los objetivos cumplidos. El jugador con más punto será el ganador.

¿POR QUÉ? Vamos allá con este abstracto al que seguía la pista desde hace un año, cuando lo vi en prototipo en la feria de Essen. Es un juego abstracto sí, pero con algo de tema y la lógica de sus acciones algo tienen que ver con galaxias y universos.

La cosa va de cumplir los patrones que marcan las cartas de objetivos. Normalmente tendremos 3 objetivos en la mano y mi consejo para no colapsar en los primeros turnos es intentar ir a por los más fáciles que obviamente dan menos puntos.

Como explicaba antes, tienes 5 segundos para sacar una canica de la bolsa, aunque ya os adelanto que es chungo atinar, salvo con las estrellas, que tienen un aspecto más rugoso. Cada canica tiene un poder y tendrás que utilizarla para conseguir la forma que te indica uno de tus objetivos.

Hay mucha variedad de cartas, puntuando incluso por canicas sueltas que estén en una constelación. Las más complicadas son las que incluyen formas con dos tipos de canicas, porque en cada turno, el resto de jugadores van a ir modificando el tablero, y si es jodido cuadrar un patrón de un sólo color, con dos se complica aún más.

El juego puede producir un poco de ap, sobre todo los primeros turnos, donde visualizar algo es más complicado que matar a John McClane. Pasado un rato la cosa va fluyendo.

Uno de los puntos a favor del juego es que tiene puteo. Al coger una nueva misión, estás obligado a a enseñársela al resto de jugadores antes de llevártela a la mano. Lo suyo es intentar cumplir objetivos del mismo color antes que un rival, para retirar canicas del tablero. O simplemente moviendo planetas, evitando que cumpla el resto sus objetivos.

De componentes va perfecta la cosa, portada más fea que una polémica sobre el Agra, pero los componentes son chulos y quedan de lujo en una mesa. Lo mejor el precio.

Concluyendo, estamos ante un abstracto muy apañado y ligero, donde la visión espacial y el tacto son claves para hacerse con la victoria. Muy buen precio y humo, mucho humo saliendo por la cabeza, en los 30 minutos que dura la partida. Si te casan estas características, dale un tiento.

¿QUIÉN? Te gustará si te van los abstractos con un toque de azar y puteillo. Huye si tu visión espacial es tan buena como una paella de bote.

Puntuación: 6.8/10
Dificultad: 1.5/5
Diseño: 7.7/10
Diseñador: Rémi Sauner
Ilustrador: N/A
Edita: Ankama
Año de publicación: 2017
Número de jugadores: De 2 a 4 jugadores
Duración: 30-45 min aprox
Precio: 27 euros aprox
Banda sonora recomendada: Los Planetas – Toxicosmos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s