Reseña Piepmatz

¿QUÉ? En Piepmatz, el objetivo es jugar cartas de tu mano que te permitirán recolectar semillas y pájaros. Las semillas y las parejas con el mismo número y mismo color te darán puntos al final de la partida. Vamos con la reseña de éste pequeño filler de cartas.

¿CÓMO? En Piepmatz se juega un número indeterminado de rondas hasta que se agote el mazo de semillas. El objetivo del juego es recolectar semillas y pájaros de distintos colores para ganar puntos de victoria.

En tu turno deberás jugar una carta de tu mano y colocarla al lado de unos de los pájaros que aguardan en el semillero. Después se resuelven los efectos. Primero suma tu carta jugada con el resto de cartas del lado del semillero donde has colocado tu carta, a excepción de la primera. Resta el resultado a la primera carta y el resultado te dirá qué puedes hacer.

Si el resultado es de 1 a 4 coge la carta correspondiente de la fila de cartas de semillas y la dejas boca abajo en tu zona de juego. Además obtienes la primera carta del semillero y la colocas boca arriba en tu zona de juego. Estas cartas se colocan se agrupan en función del color. Al final de la partida se obtiene puntos por mayorías y parejas del mismo color y fuerza.

Si el resultado es mayor a 4, podrás coger una carta del mazo de semillas y puntuarla sino es un cuervo o una ardilla. Si sale una carta de cuervo o ardilla, la colocarás enfrente tuya y aplicarás su efecto después. También te llevas la primera carta del semillero.

Si el resultado es igual o menor a la primera carta del semillero, podrás bajar una carta de pájaro de tu mano boca arriba a tu zona de juego. Por último, repones tu mano hasta obtener 4 cartas.

Cuando repongas el mazo de semillas, si sale una ardilla o cuervo, se colocará en la primera de las 4 cartas. de semilla. Si más tarde algún jugador gana esa carta de semilla, está obligado a llevarse la ardilla o el cuervo. La ardilla te obliga a coger dos cartas de semillas al azar ya puntuadas y a retirarlas del juego. El cuervo te elimina una carta de pájaro que tengas enfrente tuya.

El final de la partida se activa cuando se agota el mazo de cartas de semillas. Los jugadores puntúan sus cartas de semilla, 5 puntos por cada pareja de pájaros, y 10 puntos si tienen mayoría de un color. El ganador será el jugador con más puntos.

¿POR QUÉ? De los autores de Fleet y The Goonies nos llega este bonito y bucólico filler de cartas, donde tenemos que recolectar semillas y pájaros de diferentes colores y parejas de pájaros con el mismo color y el mismo valor para obtener puntos de victoria.

Piepmatz utiliza mecánicas de gestión de la mano y set collection. En nuestro turno tendremos que jugar una carta, intentando que la suma con el resto de cartas del semillero, menos la carta de pájaro que se encuentra comiendo, sea de un valor de 1 a 4, ya que esto nos permitirá robar una carta de semillas y la carta de pájaro que se encuentra comiendo.

Si el valor es mayor de 4, cogeremos una carta del mazo de semillas, pero esto tiene su riesgo porque nos puede salir o bien una carta de semilla de valor bajo o una carta de ardilla o cuervo  que cómo he explicado antes son muy negativas.

Por lo tanto, el meollo del juego consiste en calcular bien que carta de pájaro y de semilla queremos llevarnos, teniendo en cuenta que sin quererlo podemos llevarnos una carta de ardilla o cuervo si estas ya están junto a una carta de semillas.

¿Qué pájaro me interesa llevarme? Obtenemos puntos por mayorías de colores y por parejas de pájaros, por lo que hay que estar muy atentos a los pájaros recolectados por el resto de jugadores para calcular las mayorías y estar muy pendientes de poder emparejar a un pájaro de la misma fuerza y color ya que estos dan buenos puntos.

El juego admite de 2 a 4 jugadores y a mí me gusta más a 2, porque permite más control. Siendo un juego de cálculo, pues ya de perdidos al río, calculemos y dejemos lo imprevisible para otros juegos con más solera.

La mecánica fluye pero es muy abstracta, limitándose a un cálculo y en no pifiarla con las sumas y restas. Sorprendente el juego tiene su aquel y acaba enganchando. Esto sumado a una bonita producción y a un precio muy asequible, lo convierten en un juego no muy brillante pero entretenido.

¿QUIÉN? Si eres fan de los juegos de cartas, dale un tiento.

Puntuación: 6.2/10
Dificultad: 1.8/5
Diseño: 7/10
Diseñador: Ben Pitchback y Matt Riddle
Ilustrador: Klemens Franz
Edita: Lookout Sp
Año de publicación: 2018
Número de jugadores: De 2 a 4 jugadores
Duración: 20-40 min aprox
Precio: 15 euros aprox
Banda sonora recomendada: Bob Marley & The Wailers – Three little birds

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.