Reseña Hadara

¿QUÉ? Hadara nos sumerge en el mundo de las culturas y países de la tierra del mismo nombre. Durante tres épocas diferentes, experimentarás la transformación de su nuevo mundo de un pequeño asentamiento hasta llegar a las más altas cuotas de la cultura. Tu labor, poblar este mundo con personas que provienen de diferentes culturas y continentes, así como de diferentes edades.

Para traer gloria y honor a tu mundo, debes elegir a las personas y los logros con habilidad. Pero no debes ignorar la agricultura, la cultura y el poder militar, ya que de lo contrario uno de tus competidores podría ser más grande y con mayor éxito que tú. ¿Quién será el primero en crear una nueva y floreciente cultura?

¿CÓMO? Hadara consta de 3 épocas, y en cada época se juegan las mismas 2 fases: A y B.  En la fase A realizaremos las siguientes acciones después de decidir el jugador inicial en la ronda actual.

Jugar cartas: robaremos dos cartas del mazo que corresponda, aquel que indique el símbolo del tablero individual que tengamos. De las dos cartas, debemos quedarnos sólo con una que o bien, la compraremos pagando su coste y que colocaremos en la zona correspondiente de nuestro tablero personal o bien la descartaremos para cobrar tantas monedas como se indique en su reverso. La carta que nos sobra, la colocaremos en el tablero central en el espacio disponible para ello.
Avanzar la rueda, una vez hayamos jugado las cartas, giraremos la rueda en sentido horario y realizaremos la acción anterior hasta que el tablero central se quede sin cartas en los mazos de robo (5 turnos)
Ingresos: cada jugador recibirá tantas monedas como haya avanzado en el track de economía.
Territorios: empezando por el jugador inicial y en sentido horario se da la opción de poder conquistar territorio siempre y cuando cumplas con el requisito militar que nos indique la loseta que queramos adquirir. Máximo una loseta por tipo. Una vez hemos adquirido un territorio, deberemos elegir si lo queremos por el lado anverso recibiendo monedas, o bien si pagamos las monedas indicada para darle la vuelta a la loseta y poder conseguir recursos y, en algunos casos, más puntos de victoria al final de la partida.
Bustos: siempre y cuando tengas el track de cultura suficientemente avanzado, podrás esculpir un busto. Para ello deberás colocar una de las fichas por la cara del parámetro que quieras avanzar, o bien por el reverso para conseguir puntos de victoria al final de la partida.
Esculpir: cada jugador puede esculpir un busto si ha alcanzado el nivel mínimo de cultura exigido por el busto a esculpir. Colocará una de sus fichas por la cara del parámetro para avanzar tantos espacios el marcador correspondiente, o lo coloca por la cara de puntos de victoria para convertir en puntos al final de la partida ese avance.

En la Fase B realizaremos las siguientes acciones:

Jugar cartas: cada jugador alternando turnos y empezando por el jugador inicial, cogerá una de las cartas visibles del tablero central pagando su coste. Al igual que en la fase A pueden elegir entre jugarla y colocarla en su zona de juego o bien venderla para conseguir las monedas que se indican en el reverso.
Territorios y Bustos: se juega exactamente igual que en la fase A.
Alimentación: cada jugador deberá comprobar que pueden alimentar a su población para ello deberán tener el track de alimentación tan avanzado como número de cartas tengan en su tablero individual. En caso de que no puedan alimentar a toda su población, deberá descartar tantas cartas como sea necesario para cumplir este requisito.
Sellos: Los jugador podrán comprar, si pueden pagarlo, sellos de plata o de oro en cada una de las eras.

Una vez completadas las dos fases, procederemos a preparar la siguiente era, salvo que ya estés en la tercera. En tal caso, procederemos a realizar la puntuación final donde se anotan tantos puntos como tengas de las colonias conquistadas, puntos que hayamos conseguido con los bustos, sumando (si es el caso) los puntos de las fichas que se hayan colocado por el lado de 1 punto de victoria, puntos como hayamos conseguido con los sellos de plata (dividiendo a la mitad las posiciones del recurso que se indica) y de oro, según el número de sets completo de 5 cartas diferentes que hayas conseguido,  puntos que nos indiquen las cartas jugadas y 1 punto por cada 5 monedas. El ganador será el jugador con más puntos.

¿POR QUÉ? Pummm así sin avisar, como una tormenta de verano, Hadara ha llegado a nuestras mesas. El autor Benjamin Shwer es el responsable de juegos con buen cartel como Livingstone o Crown of Emara y ha elegido el draft de cartas y el set collection como mecánica principal.

El objetivo de los jugadores es desarrollar su civilización jugando cartas para avanzar los 4 tracks que componen el juego: economía, militar, cultura y alimentación. Las cartas que iremos robando nos permitirán ir avanzando en estos tracks y desde muy pronto ya tendremos que tomar las primeras decisiones importante, ya que robamos dos cartas y tendremos que quedarnos con una.

En este sentido, quizá el punto más negativo del juego es el azar ya que a pesar de qué puedes elegir entre dos cartas, da sensación de ser todo muy aleatorio. Me hubiera gustado más una puja entre jugadores pudiendo elegir de entre los 5 mazos, pero bueno cuestión de gustos.

Las cartas que compremos nos permitirán fundamentalmente ir subiendo los diferentes tracks e ir desbloqueando diferentes adquisiciones como la compra de territorios, bustos o tener alimento suficiente para alimentar a nuestra gente.

Al final de la partida te otorgarán puntos de victoria por set de cartas de diferente color que hayas acumulado lo que provoca que haya que buscar un desarrollo equilibrado de todos los tracks. Sino veo imposible ganar.

La producción es de muy buena calidad con un inserto muy práctico para ordenar las cartas y el juego escala muy bien a cualquier número.

Y poco más que contar, lo cierto es que Hadara es un agradable sorpresa con la que alegrarse una tarde desabrida. Es un euro ligero, de corte clásico, accesible a todos los públicos, y con pequeñas decisiones que lo convierten en un juego a tener en cuenta.

Lo mejor:
– Va como un tiro, poco entreturno.
– Entretiene bastante a pesar de tener menos interacción que la cama de mis abuelos.
– Muy accesible y las partidas son cortas (45 min) por lo que puede ver mesa a menudo.

Lo menos bueno:
– Un tema completamente irrelevante.
– El sistema de selección de cartas me parece azaroso y no favorece la interacción entre jugadores.
– Set up un poco coñazo.

Puntuación: 7.4/10
Dificultad: 2/5
Diseño: 8/10
Diseñador: Benjamin Shcwer
Edita: Devir
Año de publicación: 2019
Número de jugadores: De 2 a 5 jugadores.
Duración: 45 min aprox
Precio: 40 euros aprox
Banda sonora recomendada: The Temper Trap – Sweet Disposition

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .