Reseña Red Alert: Space Fleet Warfare

¿QUÉ? El nuevo juego de Richard  Borg utiliza su popular sistema de Command & Colours mediante el cual de 2 a 6 jugadores emplean sus cartas para movilizar sus tropas en uno de los 3 espacios del tablero. En este caso la cosa va de galaxias y naves espaciales. ¿Conseguirá el autor del aclamado Memoir 44 y C&C alcanzar el nivel de sus predecesores?

¿CÓMO? No voy a entrar al detalle de las reglas de Red Alert ya que son muy parecidas a otros juegos de Borg que ya he reseñado (Memoir 44, La Gran Guerra) pero os hago un breve resumen para que os hagáis una idea.

El objetivo del juego es conseguir un número determinado de puntos de victoria que viene indicado según el escenario que se esté jugando (son 8 en total). Los puntos de victoria se consiguen eliminando a una unidad completa del rival. En algunos escenarios también da puntos el ocupar un determinado hexágono u otros objetivos.

Básicamente los jugadores utilizaran las cartas de su mano para dar órdenes a sus naves con el objetivo de eliminar las tropas del contrario. Las cartas te permiten movilizar diferentes unidades en una o en varias de las 3 zonas en las que se divide el tablero. Además existen cartas de combate que representan acciones de batallas más tácticas y las cartas de task force que te permiten reagrupar determinadas naves con el objetivo de llevar a cabo una misión concreta.

El turno de un jugador se resume en jugar una carta de comando, elegir las unidades que vamos a movilizar, moverlas y atacar. Dependiendo del tipo de nave que estés movilizando podrás moverte más o menos rápido y

tu rango de ataque será mejor o peor.

Cuando se produce un ataque tendrás que tener en cuenta la línea de visión y los distintos modificadores según la nave que uses y ataques. Además hay dos elementos clave en este juego: Red alert (que equivale a la retirada) y los Tokens de estrella que los explicaré más en profundidad en el por qué.

Esta es la idea del juego. El primer jugador que consigue los puntos requeridos (normalmente son 21) o elimina 8 unidades enemigas será el ganador. Cada nave eliminada otorga diferentes diferentes puntos.

¿POR QUÉ? El nuevo juego del autor de Memoir 44, La Gran Guerra,  Command and Colours, Richard Borg, comparte la misma filosofía que sus predecesores pero con un tema diferente: batalla espacial. La pregunta que se hará todo seguidor del autor es: ¿es suficientemente innovador o divertido para merecer la pena? ¿si ya tengo estos juegos, me lo compro? Eso es lo que intentaré dar respuesta a continuación.

En cuanto a mecánicas y dificultad, Red Alert es muy similar a sus primos. La filosofía es la misma, elijo carta de mi mano y doy órdenes a diferentes unidades que están distribuidas en las 3 zonas del tablero. Ahora bien, la temática espacial es la que provoca que haya muchos matices que lo diferencian. Son detalles que vienen propiciados desde el tema y por eso este diseñador me parece un genio.

¿Cuáles son esos matices? Fundamentalmente veo cuatro. El primero de todos es que aquí no hay bosques, ni pueblos, ni montañas, ni ríos. En Red Alert te vas a encontrar con planetas, asteroides e incluso restos de naves que hayan sido destruidas. Y como cabría esperar funcionan de manera diferente. Por ejemplo al entrar en una loseta de asteroide, no sólo bloquea tu movimiento en ese turno, sino que además puede provocar que tenga daños en mi nave si al tirar el dado me sale un Red Alert. Esto se repite cada turno que permanezca en esa loseta. Nadie dijo que comandar una nave espacial por un mar de asteroide fuera cosa fácil ¿no?

Los planetas por ejemplo ocupan varios hexágonos y funcionan de manera especial, pudiendo bloquear la línea de visión en función de tu posición y ayudándote ante un ataque mitigando la fuerza de ataque. Los posibles restos de una nave Capital no permiten la entrada a dicha loseta. En fin, pequeños cambios pero sustanciales.

Ya que menciono una nave, toca hablar de otro cambio sustancial. Cada jugador comanda una flota con tres tipos de naves: fighters, strike y capital. Cada tipo de nave tiene a su vez diferentes unidades con diferentes características. La novedad es que aquí cada unidad viene acompañada de un token que te resume esas características (nombre, tipo de unidad, movimiento, valor de combate) lo que facilita enormemente las primeras partidas, no teniendo que recurrir al manual para acordarse de qué hace cada nave.

En el reverso de dichos tokens nos encontramos con los puntos que otorga dicha unidad en caso de ser destruida. Y lo bueno es que las diferentes unidades tienen diferentes valores, lo que tiene todo el sentido, cosa que no ocurre en Memoir 44 por ejemplo. De esta forma nuestra estrategia se centrará en elegir las naves más golosas o quizá las más fáciles para llegar al objetivo final más rápido.

La tercera diferencia de Red Alert es la que da nombre al juego que equivaldría a la retirada del Memoir 44. En este caso y al tratarse del espacio la retirada es más flexible, pudiendo atravesar losetas donde se encuentren naves enemigas o propias, pero añadiendo una tirada de dado que puede malograr tu nave. Para evitar los posibles desastres derivados del Red Alert puedes hacer uno de los tokens de estrellas.

Los tokens de estrella quizá sea la diferencia más destacada del juego, ya que te permiten hacer muchas acciones en la partida como contraatacar, impulsarte, reparar tu nave, evitar una retirada, movilizar y atacar con el destroyer, usar algunas cartas de combate… ¿Cómo los consigo? O bien con los dados, descartándome de una carta de comando al final del turno o jugando determinadas cartas de combate. Como podrás intuir, la gestión de estos tokens es clave.

¿Qué es lo que menos me gusta? La producción es absolutamente espectacular y se nota en el precio que roza los 100 euros y en el tamaño de la caja. Teniendo otros juegos del autor a mitad de precio que proporcionan sensaciones muy parecidas no sé yo… al final dependerá de tu afán completista y de sí el tema te atrae.

Ok, ¿entonces merece la pena? Red Alert es un grandísimo juego que incluye y adapta pequeños elementos al tema del que habla con notable resultado. Si eres muy fan de la saga, lo vas a disfrutar ya que ofrece una versión más depurada del sistema C&C.

Si eres primerizo a los juegos de Richard Borg, supongo que lo que te hará decantar la balanza respecto a sus otros pelotazos es el tema. Si te gusta la temática espacial aquí tienes un gran juego lleno de interacción, tensión, mecánicas fáciles de entender y horas de diversión.

Puntuación: 7.8/10
Dificultad: 2/5
Diseño: 10/10
Diseñador: Richard Borg
Edita: PSC Games
Año de publicación: 2019
Número de jugadores: De 2 a 6 jugadores.
Duración: 60-80 min aprox
Precio: 95 euros aprox
Banda sonora recomendada: Basement Jaxx – Red Alert

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.