Reseña Gran Austria Hotel

¿QUÉ? En plena Edad Modernista vienesa, las exquisitas cafeterías compiten por clientes. Viena está repleta de inspiradores artistas, importantes políticos y turistas de todo el mundo, que necesitan una habitación de hotel. Esta es tu oportunidad para convertir tu pequeña cafetería en un hotel mundialmente famoso.
Contrata personal, cumple los deseos de tus huéspedes y gánate el favor del emperador. Solo entonces tu cafetería se convertirá en el Gran Hotel Austria.

¿POR QUÉ? A veces hay juegos que pasan por delante tuyo y no vuelves a encontrarte con ellos hasta pasados unos años. Este es el caso de Gran Austria Hotel, un juego que probé con Black Meeple en su guarida hace un tiempo ya y que no había vuelto a jugar hasta ahora, aprovechando la edición en español de Maldito Games.

Gran Austria es un juego donde nos convertimos en gerentes de un hotel donde gente famosa aprovecha para pernoctar y cuyo objetivo será cubrir sus necesidades gastronómicas y tenerlo todo preparado para que pasen una buena noche. 

El juego dura 7 rondas y en cada ronda cada jugador podrá ejecutar dos turnos que se definen por las losetas de orden de turno. Gran Austria funciona con una mecánica de draft de dados, distribuidos en 6 espacios habilitados, pudiendo ejecutar la acción por orden de turno tantas veces como dados haya en la casilla de acción. Además disponemos de unas acciones gratuitas que nos van a permitir modificar el valor del dado, mover 3 alimentos a la mesa de un comensal, utilizar a empleados con efecto de una vez por ronda, colocar un token en los objetivos políticos y mover a un comensal a una habitación preparada.

Estas acciones son obtener recursos (strudel y pastel o vino y cafe), preparar habitaciones, coger dinero o avanzar en el track del emperador, contratar personal, o la acción comodín que te permite realizar las acciones ya comentadas, pagando un dólar a cambio.  

No me enrollo más con las reglas y os cuento que me ha parecido el juego. Deciros que sólo lo estoy jugando a 2 jugadores y se está convirtiendo en uno de mis euros favoritos a este número, las partidas van como un cohete, tienes la sensación toda la partida de ir a remolque, te falta dinero o te falta strudels o necesitas avanzar en el track de emperador… te faltan turnos para hacer todo lo que quieres. Esa sensación de querer hacer muchas cosas y no poder hacerlas todas me encanta ya que te mantienen como una moto toda la partida.

El quid de la cuestión es el timing para encontrar el momento de alimentar a un huésped, cuando preparamos su habitación, buscando combar acciones. Las sensaciones que se producen cuando consigues combarlo todo en una ronda son como comerse un strudel después del servicio militar.

En ese sentido me gusta el orden de turno que te permite jugar 2 turnos seguidos, cosa que hay que tener muy en cuenta no sólo a la hora de realizar tus acciones, sino cuando las vaya a realizar el contrario.

Una de las cosas más importantes del juego son los empleados. Las primeras partidas no les di la importancian que tienen y son clave para un mejor desarrollo de la estrategia. Te van a permitir abaratar costes, mejores acciones, son indispensables vaya. Lo que también creo y esto una de los pocos aspectos negativos del juego que algunas de estas cartas están un poco rota respecto a las otras. Ojo con eso.

La selección de huéspedes también es clave, teniendo que hacer un balance entra la pasta que te da, los recursos que piden, el color de la habitación… También lo he sufrido en mis carnes una mala selección y me ha ido muy mal. A todo esto se le suma los grupos de habitaciones que dan muchos beneficios, los objetivos comunes, o el track del emperador que temáticamente me parece lo más empastado y anti temático de todo el juego, aunque es eficaz a la hora de meter más variables en la ecuación para que el reto sea más divertido. 

Todos estos elementos están muy bien hilados entre sí, y tras jugarlo te da la sensación de un juego que está diseñado de manera magistral, donde no hay apenas fallos. Es un juego lleno de tensión y planificación que lo convierten en un eurazo de libro. Gestionar un hotel y un restaurante debe ser de todo, menos un oficio tranquilo. Ese ritmo y esa tensión se respira en cada partida de Gran Austria Hotel. Si buscas un buen euro, este es uno de los que nunca desentonan en una colección,

Puntuación: 8.5/10
Dificultad: 3/5
Diseño: 8/10
Diseñador: Virgilio Gigli y Simone Luciani.
Edita: Maldito Games
Año de publicación: 2020
Número de jugadores: De 2 a 4 jugadores
Duración: 60-100 min aprox
Precio: 45 euros aprox
Banda sonora recomendada: A prayer for Madame D – Alexandre Desplat (BSO Grand Hotel Budapest)

 

Un pensamiento en “Reseña Gran Austria Hotel

  1. Pingback: Gaceto partidas: noviembre 2020 – La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .