Reseña The King’s Dilemma

¿QUÉ? En The King’s Dilemma los jugadores representan a varias familias influyentes, además de ser miembros del consejo del Rey. Históricamente el rey siempre ha tenido fe ciega en su consejo que a fin de cuentas es quién realmente ostenta el poder.

Tu objetivo es mantener el reino, a la vez que buscas ventajas para tu familia. Esta lucha de poderes puede desembocar en guerras, hambrunas, levantamientos o puede generar salud y bienestar. Todo dependerá de tus elecciones. Cada decisión tiene sus consecuencias, y lo que puede ser bueno para el reino, puede ser muy malo para tu familia… ¿Defenderás el bien común o sólo el de tu familia?

*Importante: The King’s Dilemma es un juego legacy por lo que tanto la explicación de reglas como la opinión se han realizado intentando no desvelar los muchos secretos que el juego esconde.

¿CÓMO? El juego contiene 16 partidas. Cada partida dura un número indeterminado de rondas y estas tienen 5 fases. Al principio de cada ronda, se sacará una carta del mazo de dilemas. Cada carta de este mazo es única y plantea un problema que el Consejo debe solucionar. Para hacerlo, deberás discutir, negociar, y tomar decisiones que van a ir cambiando el rumbo del juego y determinar el destino del reinado de Ankist.

Una vez resuelto el dilema, y dependiendo de las decisiones que se hayan tomado, se añadirán nuevas cartas al mazo y se desbloquearan nuevos eventos, que tendrán lugar en turnos posteriores y que tendrán consecuencias en tus decisiones.

Una vez leído el dilema, se colocarán los marcadores correspondientes en el track de estabilidad, donde aparecen distintos valores: influencia, salud, moral, bienestar, conocimiento y estabilidad que básicamente son indicadores del porvenir del reino. Después todos los jugadores votarán a favor o en contra de la resolución de los indicadores que ponía en la carta de dilema. Dependiendo del resultado habrá una consecuencia u otra.

Se aplican los cambios indicados en el dilema, se añaden pegatinas al tablero si procede, se abre un nuevo sobre si procede, y se coloca la carta de dilema en el contador de tiempo. A continuación se comienza una nueva ronda.

La partida puede acabar de dos formas:
1. El rey abdica si llega al final al final del marcador de estabilidad.
2. El rey muere cuando se coloca una carta en el último espacio del contador de tiempo y se dan una serie de condiciones.

La puntuación de cada jugador viene determinada por su agenda secreta. Además el jugador con más tokens de poder y monedas obtendrá puntos extra. El jugador con más puntos será el ganador de esas partida. Al final de cada partida deberás guardar determinados componentes para poder seguir con la campaña.

¿POR QUÉ? Imagina que estás en un callejón sin salida con 3 amigos y os asaltan 3 ladrones. Al lado tuyo hay una caja, que por tu altura te permitiría saltar el muro y escaparte. ¿Dejarías a tus dos amigos colgados y en desventaja numérica? ¿Escaparías cuál rata de cloaca o te enfrentarías a los ladrones con alta probabilidad que te roben tu Iphone nuevo como mal menor?

Así son los continuos dilemas que The King’s Dilemma plantea. En cada turno, se cogerá una carta del mazo que planteará un dilema. Para resolverlo, deberás discutir, negociar, y tomar decisiones que van a ir cambiando el rumbo del juego y determinar el destino del reinado de Ankist. El resultado final de estas votaciones influirán los tracks de influencia, salud, moral, bienestar, conocimiento y estabilidad que básicamente son indicadores del porvenir del reino.

Además de los objetivos más a largo plazo de tu familia (recordad que es un juego legacy), en cada partida, cada jugador tendrá una agenda secreta que condicionará su estrategia. Por ejemplo si tu agenda es la de un miembro del consejo extremista, igual te interesa reforzar los aspectos militares del reino, a costa de que el pueblo pase hambre.

Y aquí toca hablar de la gran virtud de este juego y es que se trata de un juego donde el tema está al servicio de las mecánicas. La trama de The King’s dilemma se divide en 6 subtramas entrelazadas entre sí de una manera tan bien hilvanada que consigue una verdadera experiencia inmersiva, donde las mecánicas son un atrezzo (maravilloso atrezzo por cierto) para el verdadero protagonista del juego: la narración.

La historia que nos van contando es la que hace que te metas de lleno y que te olvides de tus problemas un rato, disfrutando de una velada llena de risas y grandes momentos, no sólo durante la partida sino días después. Este tipo de experiencias las suelen provocar los juegos que intentan contar algo y King’s Dilemma lo hace con mucho acierto.

Decía Maquiavelo que “un hombre que quiere ser bueno entre tantos que no lo son labrará su propia ruina”. Y sí querido lector, este es un juego grupo dependiente y a ser posible busca a las peores personas posibles, porque es con este tipo de sabandijas donde este juego brilla. Manipular, sobornar, condicionar, traicionar… no son acciones que salgan de la cabeza de un boyscout, sino del infame pensamiento de aquel que ha sido vapuleado por los sinsabores de la vida.

Que esté tan enfocado en el tema hace que cojee un cosa y es el peso de las negociaciones. En este sentido, cada jugador tiene un objetivo a largo plazo y un objetivo para esa partida en concreto. La cosa es que no siempre dispones de toda la información necesaria sobre el resto de jugadores para poder manipular como es debido. No es una negociación a tumba abierta con todas las cartas sobre la mesa. Por contra esto facilita que la cosa fluya rápido y no se quede enquistada la cosa.

Otra cosa muy a tener en cuenta si te vas hacer con una copia es que es muy dependiente del idioma y necesitarás alguien que controle bien de inglés. Las reglas tienen muchas páginas, pero no son complicadas y las partidas van tan rápidas como ciudadano español cuando dan algo gratis en la plaza del pueblo.

The King’s Dilemma es un juego donde el tema consigue envolverte como si fueras la tortilla de un burrito, un juego con una narrativa muy fuerte donde el interés radica en la interacción humana y el intento de influenciar al resto para conseguir tu propósito. Un juego de negociación con mecánicas de votación que brilla respecto a otros juegos parecidos porque pone el peso en el tema. Sin duda, uno de los mejores juegos que he probado en 2019 y al que le pongo un pero y es que dure sólo 16 partidas. Recomendadísimo.

¿QUIÉN? Si te gustan los juegos para mudos y pasarte dos horas haciendo cálculos lo mejor es que inviertas el dinero en un buen restaurante. Si en cambio concibes los juegos de mesa con una experiencia donde el epicentro es la interacción, The King’s Dilemma es un juego para ti.

Puntuación: 8.5/10
Dificultad: 2.3/5
Diseño: 7.5/10
Diseñador: Hjalmar HachLorenzo Silva
Edita: Horrible Games
Año de publicación: 2019
Número de jugadores: De 3 a 5 jugadores
Duración: 60 min aprox
Precio: 70 euros aprox
Banda sonora recomendada: Barry Manilow_ Copacana

 

Un pensamiento en “Reseña The King’s Dilemma

  1. Pingback: Gacetopartidas: Diciembre 2019 – La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .