Los castillos de Borgoña

¿QUÉ? “Mejor pasearlo que desearlo”, me dijo Julito ‘Ponzoñas’ al preguntarle si llevaba un jueguito de mesa para después de la final de la Supercopa. ¡Y se obró el milagro! después de varios meses intentando ver mesa y acompañados de Ricky ‘Rookie’ y ‘Mr. Ralentí’ Franciscan, nos pusimos manos a la obra con un Top 11 de la Board Game Geek. Había muchas ganas de probar Los Castillos de Borgoña y no defraudó.

portada

¿De qué va? Los jugadores son príncipes de Borgoña que a lo largo de 5 fases deben obtener puntos de victoria, a través del comercio, la ganadería, la construcción de su ciudad o de la investigación científica.

¿CÓMO? Hubo dilema entre echarnos un ‘Grande’ o ‘Castilllos de Borgoña’ cuando abrimos la caja y vimos la cantidad de componentes que tenía, pero al final y gracias a un video tutorial que encontré, capaz de convertir el pis de cabra en gasolina,  no nos costó mucho enterarnos de que iba el tema, a excepción como no de Mr. Ralentí que lució galones y espesura, debido probablemente a los dos kilos de carne que se metió entre pecho y espalda durante el partido.
Ojo las instrucciones están perfectamente explicadas pero en inglés, y nos daba un poco de pereza estar leyendo todo el rato. Aquí tenéis un enlace con las instrucciones en español.

Voy a resumirlo un poco para que os hagáis una idea. El juego se compone de 5 rondas con 5 turnos cada una. En cada turno todos los jugadores tiran dados que determinarán las acciones que podrán realizar. Sólo puedes hacer 2 acciones por turno y estas consisten en:

– Coger una loseta del mercado común y añadirla a nuestra reserva. El tablero común tiene diferentes zonas, 6 zonas más una zona central en la que hay diferentes losetas. El número del dado indica que podemos coger una loseta dde la zona correspondiente.
Tableros Castillos de Borgoña

Colocar una loseta de nuestra reserva en nuestro tablero: cada jugador tiene un tablero individual con multitud de hexágonos. Cada hexágono tiene un color y un número. Para colocar una loseta previamente adquirida, el número de dado debe coincidir con el hexágono de destino y la loseta colocada debe coincidir con el color indicado y además debe estar adyacente a una loseta adquirida anteriormente. Todos los jugadores comienzan con una loseta de castillo en tu tablero individual.

Tablero individual Castillos de brogoña
Vender mercancías: Adquiriendo un barco y colocándolo en nuestro tablero individual podemos coger losetas de mercancías. Hay seis tipos de mercancias, cada una de ellos numerados del uno al seis. Si elegimos vender bienes, podremos vender los bienes del número elegido y obtener puntos de victoria y una moneda de plata
Coger dos trabajadores: cada trabajador permite manipular el resultado de un dado en +1 o -1, con lo que si piensas que es un juego condicionado por el azar, no te preocupes porque se compensa gracias a estos trabajadores.
Como acción extra y pagando dos monedas de plata puedes además coger una loseta de la zona central (negra) del tablero común.

Tableros Castillos de Borgoña

Hay seis tipos de losetas (castillos, animales, barcos, edificios, minas, investigación):
– Los castillos de te dan un turno extra.
– Los animales te dan puntos de victoria.
– Los barcos te permiten coger mercancias y colocarte primero en el track de turnos.
– Los 12 edificios te dan diferentes ventajas (coger una loseta de un color determinado, puntos de victoria, trabajadores extra, etc).
– Las minas te dan una moneda de plata al final de cada ronda.
– Las losetas de investigación te dan ventajas, destacando las que te dan puntos al final de la partida.

Pues más o menos esto es lo básico para entender de qué va el juego.

¿QUIÉN? Aunque entre nosotros teníamos a Ricky ‘Rookie’ que se estrenaba con los juegos un poco más complicados, no es juego para liar a tu novia. En general para jugones, y para gente con ganas de iniciarse.

¿POR QUÉ? Y el veredicto es… ‘JUEGAZO’. A pesar de que Mr. Ralentí empleó una media de 5-10 minutos por turno (era la primera partida y el hombre es padre de dos bebés), alargando la partida hasta el amanecer, lo cierto es que estamos ante un juegazo. Nos encantó porque es dinámico, porque la mecánica de los dados es original y no condiciona la partida al poder modificarse la tirada con los trabajadores. No es juego de puteo (que suelen ser nuestros favoritos), pero te mantiene con el cerebro echando humo toda la partida. Tambien nos gusta porque tienes diferentes estrategias para obtener puntos y ganar.

Julito ‘Ponzoñas’ arriesgó centrándose en las losetas de ciencia, yendo a remolque toda la partida, pero ganando un buen puñado de puntos al final de la partida. Nos asustó, pero al final su resultado fue clarividente: porras de la partida.

Los demás empleamos una estrategia más variada, yendo a por diferentes losetas y estando muy igualados toda la partida. Al final, fue Ricky ‘Rookie del año’ quien se llevo el gato al agua. Lo curioso es que fue siempre último en el track de turnos, lo que nos hace preguntarnos, si realmente es decisivo o no, el pelear por ser el primero en elegir en cada turno. Habrá que jugarse pronto otra para descubrirlo.

¿DONDE? Caja de tamaño medio. Hay un tablero general y tablero individual para cada jugador. Necesitas una mesa grande.

Dificultad: 6/10
Diseño: 5/10 El único punto negro del juego. Las losetas son muy pequeñas y no se distinguen bien ni su color ni su contenido. Los tableros individuales tienen el grosor de un papel de fumar.
Número de jugadores: De 2 a 4. Lo probamos a 4 y de lujo. Hay ganas de probarlo a 2 a ver tal funciona.
Duración: 2 horas aprox.
Puntuación: 8/10.
Precio: 29 euros aprox.
Edita: Alea.

Anuncios

4 pensamientos en “Los castillos de Borgoña

  1. El juego bueno y recomendable: estilo agrícola, Puerto Rico, etc. Coincido en la originalidad del dado.

    Nos quedamos con las dudas de qué hacer cuando se nos acabaron las fichas antes de llegar al último turno y de la contabilidad de puntos de Black Belly Rabiosa, autor del blog y un artista en las malas prácticas.

    Me gusta

    • Es imposible que se os acaben las fichas ya que el juego esta matemáticamente calculado. Si os paso eso es que retirasteis los barcos, castillos, minas, que no se retiran porque siempre son los mismos.

      A dos funciona perfectamente ya te lo digo yo.

      Y si, lo único malo del juego es que en doscientos y pico puntos, alguno has contado mal seguro.

      Me gusta

  2. Pingback: La Isla | La Gaceta de los Tableros

  3. Pingback: Reseña: La Granja | La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s