Reseña Now boarding

¿QUÉ? El nuevo juego de Tim Fowers (Burgle Bros, Fugitive) es un juego cooperativo de 1 a 5 jugadores que se juega de manera simultánea. Los jugadores deberán coordinarse para recoger y depositar a los pasajeros en su destino, mejorar sus aviones y acceder a nuevas líneas aéreas, sin recibir quejas por el camino. Abróchense los cinturones que la reseña de Now boarding va a despegar.


¿CÓMO?
 Now Boarding se juega en tres etapas: mañana, tarde y noche. Cada etapa consta de múltiples rondas y dura hasta que se acabe el mazo de pasajeros correspondiente. Cada ronda se divide en dos fases: fase de vuelo que dura hasta que se agote el tiempo y la fase de mantenimiento. Al principio de cada ronda entrarán nuevos pasajeros.


Fase de vuelo
:
Los jugadores deberán mover sus aviones recogiendo a los pasajeros, y depositándoles  en las localizaciones de destino. Esta fase se juega de manera simultánea. Primero se da la vuelta al contador de tiempo, se da la vuelta a las cartas de pasajeros (4 por turno en partidas a 4 jugadores) y comienza la acción.

Los jugadores tienen tantos puntos de movimiento como indique su avión. Coger y dejar pasajeros es gratuito, pero la cantidad de pasajeros dependerá de la capacidad del avión de cada jugador.

Además para moverte deberás hacerlo por los espacios aéreos asignados a tu compañía o por las líneas neutrales, no pudiendo utilizar otros espacios aéreos hasta que compres un permiso del espacio en cuestión.
Cuando se agote el contador de tiempo la fase de vuelo acaba y empieza la fase de mantenimiento.

Si consigues llevar un pasajero a su aeropuerto de destino, recoge la carta de pasajero y llévala a tu lado de la mesa. Los pasajeros proporcionan dinero que se podrán canjear por mejoras en el avión en la fase de mantenimiento.

Fase de mantenimiento:

Coloca un cubo de rabia por cada pasajero que siga en un aeropuerto. Si un pasajero alcanza 4 puntos de rabia, retíralo a la fila de quejas. Si en algún momento de la partida hay 3 o más pasajeros en la fila de quejas la partida acaba y los jugadores pierden.

Durante esta fase los jugadores podrán comprar mejoras como por ejemplo más asientos para tu avión, más turbinas para ir más rápido por el tablero o acceso a nuevas rutas aéreas.

Al final de cada etapa (mañana, tarde, noche), las condiciones climáticas cambiarán. Estas condiciones que se preparan en el set up del juego, facilitan o dificultan la movilidad de los aviones durante sus vuelos.

Si al final del mazo de cartas de pasajeros de noche, tienes menos de 3 pasajeros en la fila de reclamaciones, habréis ganado la partida. De lo contrario, habréis perdido.

¿POR QUÉ? A priori, el nuevo juego de Tim Fowers tiene todos los ingredientes para ser un pelotazo. Un tema divertido y que suele dar mucho y buen juego, como son los juegos de transportar pasajeros. Una producción de calidad y un arte gráfico top, marca de la casa. Además se juega de manera simultánea y de modo cooperativo, lo que garantiza interacción, caos, y ¿diversión?

Cuando en el set up recibes tu avión, con tu turbina y tu asiento, sientes la mismas ganar por empezar que cuando te sientas en un avión que vuela a las Seychelles. Pero comienza el vuelo, pasan los primeros turnos y la cosa no es lo que esperabas.

El juego resulta tan emocionante como pedirle a Eduardo Manostijeras que te saque un moco de la nariz. Antes de darle la vuelta al contador, planificáis un poco el turno y realmente no tienes mucho margen de maniobra, ya que puedes volar por unas vías concretas y tienes poco movimiento. Las decisiones son muy obvias hasta que nos adentramos en la segunda etapa, la tarde.

Aquí entran más elementos en juego, los jugadores han obtenido dinero por sus entregas y han podido mejorar las prestaciones de su aerolínea. Además se acumula el trabajo y cada vez hay más pasajeros en el tablero que quieren viajar a su destino.

En este punto, merece la pena reconocer el sentido temático que le da Tim Fowers a sus mecánicas. El juego en ese sentido, está muy bien pensado, teniendo todo mucha lógica y ambientación. Sin embargo, y a pesar de que la cosa va complicándose de manera progresiva, el juego no consigue generar una tensión que te mantenga realmente enganchado y entretenido. El juego, produce menos tensión que el capitulo 68 de la cuarta temporada de Farmacia de Guardia.

Y no es porque el juego sea fácil de ganar, que no lo es, pero es que las decisiones, salvo en contadas excepciones, no generan ni debate ni discusión alguna entre los jugadores, lo que convierte a este Now Boarding en un juego plano y con poca chispa.

Tras Paperback y Brugle Bros, el autor de Now Boarding vuela bajo, así que no queda otra que confiar que el spin-off de Burgle Bros., Sabotage, nos devuelva a ese Tim Fowers que fue capaz de sorprendernos con un juego de los que marcan época. Ideas y talento no le faltan.

¿QUIÉN? Quizá su nicho ideal sean padres que juegan con sus hijos.

Puntuación: 6.1/10
Dificultad: 1.5/5
Diseño: 9/10
Diseñador: Tim Fowers
Ilustrador: Ryan Goldsberry
Edita: Fower Games
Año de publicación: 2017
Número de jugadores: De 2 a 5 jugadores
Duración: 40 min aprox
Precio: 40 euros aprox
Banda sonora recomendada: Julio Iglesias – Vuela alto

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.