Reseña Calimala

¿QUÉ? El “arte di Calimala”, el gremio de tejedores y comerciantes de telas, fue uno de los más importantes gremios de Florencia. En este juego los jugadores actúan como miembros del gremio, produciendo y comerciando con telas y ganando prestigio exportando sus mercancías, contribuyendo a la construcción de edificios y patrocinando obras de arte por toda la ciudad. ¿Serás tu el mercader más famoso de Florencia?

¿CÓMO? El objetivo del juego es conseguir puntos de victoria y estos se consiguen sobre todo por mayorías de diferentes recursos en diferentes áreas. Calimala se juega por turnos en sentido de las agujas del reloj. Los jugadores actúan en turnos alternos eligiendo y activando diferentes espacios de acción. Durante la partida, el turno se interrumpe por las fases de puntuación.

En su turno, el jugador activo coloca uno de sus discos en un espacio de acción de la rejilla de ciudad, de manera que podrá hacer las dos acciones adyacentes. Las acciones van desde recibir recursos (ladrillo, leña, mármol), construir un barco, un puesto comercial o un taller, crear una obra de arte para uno de los 4 edificios, producir telas, embarcarlas a ciudades con puerto o transportarlas a puestos comerciales y contribuir con recursos a la construcción de uno de los 3 edificios.

Además de discos de su color, cada jugador tiene 3 discos blancos que puede utilizar para hacer dos veces cada una de las dos acciones. Si al colocar un disco lo haces encima de otro u otros discos, los propietarios de los mismos también realizarán esas acciones en el orden que deseen. Cuando se acumulan 4 discos en una zona de acciones se activa la fase de puntuación.

Si un jugador no puede realizar de ninguna manera una acción, robará una carta de acción en compensación. Estas cartas se pueden gastar en tu turno de juego, antes o después de las dos acciones correspondientes al colocar un disco.

La fase de puntuación se activa cuando hay un cuarto disco en la base de una pila de acción. Al colocar el 4 disco, se realizan las acciones y el propietario del primer disco colocado no realiza acción alguna. En su lugar lo mueve a una de las losetas de puntuación correspondiente (primera fila y de izquierda a derecha). Las puntuaciones varían en función de su categoría.

Resumiendo, si se trata de una loseta de ciudad, se cuenta el jugador con más telas, en un edificio en construcción se cuentan los cubos de madera, ladrillo y mármol, si sale loseta de obra de arte se cuentan los cubos de obra de arte de los 4 edificios. Lo mismo con los puertos y las ciudades comerciales. El jugador con más cubos gana 3 puntos, el segundo 2 y el tercero uno.

La partida termina cuando se da una de las siguientes condiciones:
– los jugadores han colocado todos sus discos de acción en la rejilla de ciudad.
– los jugadores han puntuado las 15 losetas de puntuación.

Se puntúan las cartas de puntuación que tenga cada jugador, además del Palacio Vecchio. El jugador con más puntos será el ganador.

¿POR QUÉ? Un buen estofado de carne con verduras. Un película ochentera. Una canción de Serrat. ¿A vosotros que es lo que os tele transporta a vuestro pasado? Pueden ser mil cosas, a mí suele ser la música y los olores. Os cuento esto porque Calimala es un viaje al pasado y el tufo que desprende, tanto por sus mecánicas como por su aspecto, es de juego viejuno de toda la vida.

A mí lo viejuno me gusta, aunque también me hace desconfiar, sobre todo si se trata de un juego de 2017 que no debería ser viejuno ni en mecánicas ni en aspecto.  Quizá por eso no le había prestado la atención que merece, pero leí una reseña de mi amiga Yol de Análisis al Cubo y el juego captó mi atención.

¿Qué ofrece Calimala? Pues básicamente se trata de un juego con mecánicas de control de áreas y colocación de trabajadores con un par de giros muy interesantes. Lo más destacado del juego es su original rejilla de acciones, permitiendo realizar dos acciones adyacentes a tu peón. Aunque no se parezcan en nada, me recuerda a la original selección de acciones de otro compañero de generación como es el Wendake. Ambos juegos no descubren la pólvora pero ofrecen un pequeño giro que los diferencia del resto.

En Calimala, la cosa funciona, sobre todo porque además los jugadores que estén debajo de tu disco (si los hay), también van a poder repetir las acciones, lo que me lleva a la segunda característica o giro que lo convierte en un juego muy entretenido. Este pequeño detalle, llena al juego de estrategia, porque lo normal es que no quieras beneficiar a tus rivales, pero también querrás hacer acciones determinadas.

Otro punto estratégico importante es la activación de fase de puntuación. Al colocar el cuarto disco sobre una pila de acción, se activa inmediatamente la fase de puntuación y se puntúa la loseta que corresponda. Esto es importantísimo y hay que estar muy pendiente para activarlo o que te pille bien preparado si lo activa otro.

Las losetas de puntuación están al descubierto, y me han recordado a las fases de evento de ‘En el año del dragón‘ que también están descubiertas, obligándote por tanto a ir preparando el terreno para meter el hachazo en el momento justo.

Sobre la producción, ya os comenté que austera pero funcional que a fin de cuentas es lo importante. Si me dicen que el juego es del año 2002 me lo creo. En estos tiempos que corren me parece un riesgo, porque el juego es muy bueno y es una pena que por su aspecto noventero quizá no llegué a más gente. El juego brilla a 4 y 5 jugadores que es donde más drama hay con las mayorías y las puntuaciones.

Concluyendo, Calimala es un estupendo juego de mayorías, con un diseño elegante y con un par de giros interesantes en sus mecánicas que le dan un puntito distintivo. Como punto débil quizá que el tema brilla por su ausencia y que el arte da un poco de pereza. Por lo demás, me parece un juego muy recomendable y al que me alegra haberme acercado.

¿QUIÉN? Te gustará si naciste en los ochenta y te gustan los juegos de mayorías.

Puntuación: 7.3/10
Dificultad: 2.4/5
Diseño: 7/10
Diseñador: Fabio Lopiano
Ilustrador: Harald Lieske
Edita: Arrakis Games
Año de publicación: 2017
Número de jugadores: De 3 a 5 jugadores
Duración: 75 min aprox
Precio: 42 euros aprox
Banda sonora recomendada: Serrat – Aquellas pequeñas cosas

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Reseña Calimala

  1. Pingback: Essen…2017: Balance de lo mejor y de lo peor – La Gaceta de los Tableros

  2. Pingback: Gacetopartidas: Septiembre 2018 – La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.