Reseña Letterpress

¿QUÉ? En Letterpress, de 1 a 6 jugadores, compiten por construir las palabras más valiosas a lo largo de una serie rondas. El jugador que al final consiga crear la palabras que más punto otorgue será el ganador.

¿CÓMO? Una partida de Letterpress se compone de 5 rondas. En las primeras 4 rondas, los jugadores elegirán una serie de letras mediante un draft para crear palabras. El objetivo del juego es conseguir formas la palabra más valiosa en la quinta ronda. Cada ronda en Letterpress se compone de 4 pasos. Pero antes explicaros que cada carta de letra tiene un valor asociado. Por ejemplo la letra B tiene un valor de 5 y la N de 2.

El primer paso de la ronda es repartir. Primero se colocan dos cartas del mazo de letras boca arriba y una carta del mazo de vocales boca arriba también. Estas letras son comunes a todos los jugadores y podrán utilizarlas a la hora de formar palabras junto con las que tienen en mano. Además se colocan 3 cartas de reto boca arriba. Estas cartas son objetivos que te permiten añadirlas a tu mano si eres el primero en cumplir dicho objetivo.

La segunda fase de la ronda es un draft, donde los jugadores escogerán una carta de las cinco que tienen en mano e irán pasándosela al jugador de la izquierda, hasta acabar con 5 cartas de letras en la mano. En la tercera fase de la ronda, los jugadores deberán formar, de manera simultánea, una palabra con las cartas que tienen en mano pudiendo utilizar las cartas en el pool común.

La última fase es la de puntuación. Suma el valor de todas las letras de tu palabra. El jugador con el valor más alto, escoge una carta de todas las que se encuentran sobre el tablero y la añade a su reserva (sólo se utilizará al final de la partida). Además si cumples uno de los retos, coge la carta y llévatela a tu reserva. A continuación el jugador con la segunda puntuación más alta hace lo mismo y así sucesivamente, hasta que todos han obtenido una carta.

Todas las rondas son iguales, menos la última, donde no recibimos cartas nuevas, sino que directamente formamos una palabra con las letras que hemos ido reservando en las otras rondas. El jugador que forme la palabra más alta en puntuación será el ganador.

¿POR QUÉ? Cryptid, Undaunted Normandy, High Society… la editorial Osprey Games ha editado una serie de juegazos en los últimos años. ¿Está Letterpress al nivel de las joyas de la corona de esta maravillosa editorial? Me temo que no.

Para empezar el juego tiene una limitación, y es que es un juego de palabras. Sino te gustan los juegos de palabras, es difícil que te atraiga Letterpress. A diferencia de Paperback y Hardback, donde sus mecánicas de construcción de mazos puede atraer a un rango mayor de jugadores, Letterpress es mecánicamente más pobre que una vespino y sólo incluye un draft para elegir letras y ya.

Pero aunque mecánicamente el juego no sea un prodigio, es funcional y efectivo. Las decisiones son sencillas, teniendo que elegir un letra de una mano que va ir pasando de jugador en jugador, hasta quedarte con letras. Lo normal es que consigas 2, 3 o 4 letras aceptables y una que suele ser un dolor de muelas como la H por ejemplo. Luego hay que formar la palabra y aquí no hay contador de tiempo, por lo que si algún jugador tiene la misma riqueza de vocabulario que Gareth Bale, la cosa se puede poner fea con el AP.

Pero bueno supongamos, que la cosa fluye y que en un tiempo más o menos razonable todos los jugadores construyen su palabra con más o menos letras y obtienen su puntuación. Y aquí es cuando llega el gran jarro de agua fría de este juego. El jugador cuya palabra sea más alta, sólo tiene como beneficio, el poder coger primero una carta boca arriba de toda la mesa (suya, del tablero o de otro jugador) para llevársela a su reserva.

Y claro, lo normal es que haya vocales, letras muy comunes, por lo que el segundo, tercer y cuarto jugador van a poder escoger letras que dan juego. Quizá el quinto y el sexto sí se juega a este número tengan menos opciones. A lo que voy, es que realmente el beneficio por haber hecho la mejor palabra es bastante pobre y las 4 primeras rondas son tan excitantes como leerte las reglas de un juego de GMT en gaélico.

Todas estas letras que reservamos serán utilizadas en la quinta ronda y ¡sorpresa! el ganador será el jugador que en esa última ronda forme la palabra más valiosa. Es decir, que ya puedes ser Pérez Reverte en las cuatro primeras rondas, que como en la quinta no estés inspirado puede ganar cualquiera. No le veo mucho sentido a este sistema de puntuación, ya que convierten en prácticamente irrelevantes las 4 primeras rondas, concentrando la poca emoción del juego en la última ronda.

Letterpress es un juego de palabras con mecánica de draft que por su sencillez puede encajar en entornos familiares. ¿Es un juego malo o mal hecho? No, se explica rápido, se juega en poco tiempo y es un juego amable que no molesta y que tiene su público. En mi caso, le veo decisiones de diseño desafortunadas que penalizan la tensión dramática del juego, siendo un juego plano, soso y poco divertido.

Puntuación: 5.5/10
Dificultad: 1.5/5
Diseño: 7/10
Diseñador: Robin David
Edita: Osprey Games
Año de publicación: 2020
Número de jugadores: De 1 a 6 jugadores
Duración: 30 min aprox
Precio: 25 euros aprox
Banda sonora recomendada: Lightin Hopkins – Bad luck and trouble

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .