Reseña: Scythe

¿QUÉ? Viticulture, Euphoria, Tuscany y ahora Scythe. El rey midas de los juegos de mesa financiados por Kickstarter, James Stegmaier,  vuelve con un juego ambientado en un pasado alternativo, donde confluyen la agricultura, la ganadería y la guerra.

En Scythe los jugadores trabajan para liderar su país conquistando territorios, reclutando aldeanos y tropas (cada una de ellas con unas características y trasfondo concretos), obteniendo recursos (que permanecen en el tablero a vista de todos los jugadores) y construyendo gigantescos robots mecánicos y sí, peleando con el resto de jugadores. ¿Estaremos ante el eurotrash definitivo? Sigue leyendo para descubrirlo.

¿CÓMO? El objetivo de Scythe es desarrollar tu facción antes que el resto de jugadores. Hay varias formas de conseguirlo, mediante el desarrollo de tus tecnologías, la construcción de edificios y los temidos Mechs, potenciando tu poder militar, expandiéndote por los fríos parajes de la estepa rusa, cumpliendo misiones… el juego ofrece múltiples posibilidades para lograr el objetivo de deshacerse de las 6 estrellas con las que empieza cada jugador.

Cada jugador empieza con diferentes recursos (poder, dinero, capacidad de combate y popularidad), una posición de partida diferente, y un objetivo secreto. Cada facción es asimétrica. En tu turno de juego podrás realizar una o dos acciones de una de las 4 posibilidades que te ofrece tu tablero personal.

Podrás mejorar tus acciones para ser más eficiente, construir estructuras que mejoren tu posición en el mapa, conseguir nuevos trabajadores, activar los robots para ir achantando al personal, expandirte por el tablero, en definitiva lo que se busca es la sensación de constante progreso.

Al igual que Viticulture, Scythe no tiene rondas. El juego acaba cuando uno de los jugadores haya cumplido 6 objetivos de las múltiples posibilidades que hay, como por ejemplo que tus 4 Mechs estén en el tablero, haber ganado una batalla (o dos), alcanzar el máximo de fuerza militar, cumplir una misión, activar los 6 upgrades, alcanzar el máximo de popularidad y alguno más que me dejo en el tintero.

Una vez un jugador ha conseguido cumplir 6 objetivos, se procede al recuento final, donde te darán más o menos puntos en función de tu popularidad, los hexágonos de terreno que ocupes, los recursos que tengas, y las estrellas que hayas puesto en juego.

El jugador con más puntos gana la partida.

¿POR QUÉ? Probablemente ya hayas leído y escuchado muchas cosas buenas de Scythe. Habrás leído que recaudó 1.800.000 dólares en campaña de financiación, que tiene una producción espectacular, y que si no lo has jugado no eres nadie en este mundo y que probablemente mueras solo y amargado sobre un montón de cajas de pizzas.

Pues bien, ¿os imagináis un hombre que vistiera con aparentemente refinamiento y distinción, pero que, en realidad, no llevara puestos ni calcetines ni calzoncillos? Pues eso es lo que pienso de Scythe, un juego más aburrido que ver crecer una flor.

¿Tan malo es? No. Tiene cosas muy interesantes, no lo voy a negar, pero la sensación que se me queda después de jugarlo es de ¿y esto es todo? Os explico mis razones:

– Es un eurogame, no un 4X.  Muy bien ambientado eso sí, pero después de 3 minutos de partida, te olvidas quien es ese Jakub Rozalski. y te concentras en el corazón del juego: mueve cubo, mueve fichas, produce recursos, ¿os suena?

– Pero si tiene batallas. Las batallas tienen menos tensión que la final de 100 metros lisos y suponen una minúscula parte de la partida. Que no te engañen, interacción tiene pero sólo en las batallas que tampoco abundan. El juego es una carrera, donde en algún momento puntual chocarás con otro, pero el resto del tiempo estarás centrado en optimizar tu viaje. Un viaje muy solitario por cierto.

– Pero si es asimétrico y tiene mogollón de rejugabilidad. Cierto, pero en el fondo es una “falsa” asimetría, y todos los jugadores necesitarán todos o casi todos los tipos de recursos, aunque empieces con 1, 2, o 3 más de una cosa que la otra. Como en el Catán.

– Se juega en una hora y poco, los entreturnos son rápidos. Cierto, pero a 5 jugadores te vas a las dos horas seguro y con una sensación de ser Bill Murray en el día de la marmota.

¿Qué me gusta de Scythe? La producción, el mecanismo del tablero de acciones, el intento por fusionar tema y mecanicas, los distintos objetivos y la manera de puntuar. Y me quedo con las ganas de jugarlo en solitario, que me temo, va a ser la opción más divertida.

¿En que quedamos entonces? Como he empezado diciendo, Scythe no me parece un mal juego, ni mucho menos. Es un juego muy trabajado, pero que a mi no me ha convencido, no enamora. Para que lo entendáis mejor:

¿Qué hace única una serie como The Wire? Su guión, sus personajes, su realismo, y sobre todo que no hay trampa detrás, se ha hecho famosa con el boca a boca. Ni marketing, ni actores famosos, ni nada de nada, sólo la calidad innata de lo que cuenta y cómo lo cuenta.

Scythe es todo lo contrario. Su director es uno de los diseñadores más alabados de los últimos años, el juego está mega producido con una calidad artística top, tiene una comunicación excelente detrás que ha sabido mantener el hype durante más de un año…

El problema es que lo que cuenta y cómo lo cuenta ya lo hemos escuchado y visto antes.

¿QUIÉN? Te gustará si has pagado 80 o 100 euros por el juego.
No te gustará si esperabas el eurotrash definitivo, o si estabas mejor informado un eurogame de primer nivel.

Puntuación: 6.8/10
Dificultad: 2/5
Diseño: 9.5/10
Diseñador: Jamey Stegmaier
Ilustrador: Jakub Rozalski
EditaMaldito Games
Año de publicación: 2016
Número de jugadores: de 1 a 5 jugadores
Duración: De 90 a 120 minutos aprox.
Precio: 70 euros aprox.
Banda sonora recomendada: The XX – VCR

 

 

Anuncios

6 pensamientos en “Reseña: Scythe

  1. Pingback: Gaceto partidas: Agosto 2016 | La Gaceta de los Tableros

  2. A mi el juego me parece de lo más interesante, además es de lo más vistoso gracias a los componentes y minis que trae el juego.

    Lo malo que decepcionará si esperas un 4x como comentáis o muchas batallas entre los diferentes mecas y líderes.

    Es un euro, y no un mal euro desde luego.

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo lo jugue por fin este finde con un poquitin de miedo viendo que se ha llevado unas cuantas criticas de “jugones” y la verdad que a todos los que estabamos nos gusto bastante.

    Igual fue porque tampoco me esperaba que fuera la revolucion en juegos de mesa que muchos decian solo por su aspecto visual y la firma Stegmaier, de hecho mi mayor miedo era que fuera un euro duro y mas bien todo lo contrario, se aprende y se juega enseguida.

    Es cierto que el juego tiene poca interaccion y que el combate es bastante testimonial (mas aun con lo que cuesta conseguir popularidad como para ir perdiendola alegremente), pero tiene su importancia, no obstante son 2 estrellas por conseguir mas la del poder militar, y hace que tampoco te subas a la parra expandiendote y produciendo fuera de tus territorios porque como te metan un hachazo pierdes todos los recursos.

    Tambien me gusto la variedad que te da el combo de los dos tableros faccion/desarrollo, yo jugue 2 partidas con Krimea y la partida fue completamente distinta.

    Vamos que el juego nos dejo con ganas de mas que eso siempre es bueno.

    Me gusta

    • me alegro de que te haya gustado, como explico no me parece un mal juego pero no me comvenció. como bien dices las expectativas le han hecho un flaco favor al juego, quizá me esperaba el juegaquen que no es. no sé tuscany me parece un juego mucho más entretenido que este…
      gracias por comentar 😉

      Me gusta

  4. Pingback: Los 20 juegos de mesa más esperados de 2017 | La Gaceta de los Tableros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s